Construir eventos (un poco más) hospitalarios

espacio seguro congreso cisexismo
¿Cómo construir espacios un poco más hospitalarios, más allá del gesto y la enunciación?

Hace unos días asistí a un evento académico sobre cuestiones de género, corporalidades etc. y no pude evitar notar que el 50% de lxs expositorxs hablaban como si las personas trans no existieran. Quienes han desarrollado el “radar” para ver estas cosas, saben que es algo que sucede todo el tiempo y en todas partes (siempre hablando de espacios especializados en géneros, cuerpos, identidades sociales, etc., es decir, espacios que nacen precisamente de la conciencia de lo que son la exclusión y la normatividad). Sin embargo, no perdemos la esperanza y seguimos buscando alguna propuesta donde esto no suceda -como esta, por ejemplo, donde entre lxs expositorxs había personas trans, especialistas en el campo. Hacer de cuenta que una parte entera de la humanidad no existe es un problema siempre, pero lo es más cuando se está hablando del tema, y más aun cuando hay integrantes de esa parte de la humanidad sentadxs en la misma mesa (y probablemente en el público).

Ahora bien, ¿qué hacer? Señalar el problema en el momento es una opción, pero el comentario suele ser ignorado (como sucedió en esta ocasión). Lo que queremos es que estas cosas no sucedan más. ¿De quién es la responsabilidad de que eso se haga realidad? Con demasiada frecuencia se coloca la carga sobre las personas que están siendo excluidas, que además de padecer esto deben pronunciarse, señalar lo que está pasando y explicar por qué es un problema, mientras a la vez cuidan el tono para no ofender a gente que ha tenido “buenas intenciones” (entre comillas por ser cita, no por ser dudoso, porque no lo pongo en duda). Este ejercicio es desgastante, doloroso e injusto. Invitar al panel a personas que integran ese colectivo, por otro lado, como forma de hacer el espacio más “inclusivo”, puede tener efectos desastrosos si no se brindan las condiciones para que esas personas (y quienes las miren, que quizás pertenezcan al mismo colectivo) sean respetadas tanto directa como indirectamente (es decir, a través de otros contenidos que no se refieren personalmente a ellas pero sí implican cosas acerca del colectivo al que pertenencen -por ejemplo, que existen-). Los eventos mismos desde su concepción deben considerar que este tipo de cosas suceden, y tomar las medidas necesarias para minimizar los riesgos.

Una manera de hacer esto es establecer claramente el encuadre para el trabajo y el espacio compartido, desde la propuesta misma del evento. Hace unos años participé de un congreso llamado Queer(y)ing Justice in the Global South, organizado por distintos equipos e institutos de universidades australianas especializados en criminología, justicia y derecho. Cuando nos enviaron las pautas para armar la ponencia (extensión, tiempo, etc.) incluyeron también el siguiente mensaje (¡incluyendo el emoticón!):

“If your paper does not address the divide between global North and global South, or consider the experiences of First Nations People (FNPs) and those residing in the global South, we ask that your reserve the last three minutes of your paper to consider the implications of your work for FNPs and/or the global South. If you do not, you will be prompted by the chair to do so; as such, you best prepare for the question 😊”

Es decir:

“Si su ponencia no aborda la división entre el Norte global y el Sur global, o no considera las experiencias de los Pueblos de las Primeras Naciones [Pueblos indígenas o preexistentes] y los que residen en el Sur global, le pedimos que reserve los últimos tres minutos de su ponencia para considerar las implicaciones de su trabajo para los Pueblos de las Primeras Naciones y/o el Sur global. Si no lo hace, la persona que coordina la mesa le pedirá que lo haga; por lo tanto, es mejor que se prepare para la pregunta 😊”.

Quienes hayan asistido a un evento académico o leído una publicación de investigadorxs del Norte global sabrán que se trata de una aclaración nada obvia y una interpelación a la que muchxs colegas no están acostumbradxs. Desde ya que no considero que estas indicaciones, por demás brillantes y absolutamente necesarias, sean suficientes para construir un “espacio seguro”. Creo que un espacio libre de cisexismo, capacitismo etc. no es posible, y que su enunciación (muchas veces representada por un cartel en la entrada, del estilo del que ilustra esta nota) incluso puede funcionar para apagar la alerta crítica sobre los cisexismos, capacitismos, etc. que reproducimos. Pero sí puede ayudar para reducir la hostilidad, mejorar el nivel de la discusión, y de paso compartir con quienes están trabajando en estos temas algunas ideas para que, si tenemos suerte, luego apliquen a su propia investigación. Para concluir, les comparto las indicaciones que, inspiradas en las de Sidney, armamos para la mesa “Cuerpo, género y violencia” que tuve el gusto de co-coordinar en 2019 en el Congreso Iberoamericano de Estudios de Género. Ojalá circulen, y ojalá me vuelvan algún día en una versión mejorada que me ayude a notar cosas que hoy no veo, y armar mi propia ponencia para algún congreso.

“La Mesa propone una mirada interseccional del género. Es por esto que será fundamental que cada trabajo explicite su recorte (en caso de haberlo), evitando utilizar términos generales cuando en realidad se refiere a un grupo específico (por ejemplo, hablar de “género” cuando se refiere de hecho a una población de mujeres cis, o de “mujeres” cuando se habla sólo de mujeres blancas, etc.). Si un trabajo no explicita estas decisiones, y/o no aborda críticamente este punto, se solicitará a sus expositorxs que lo hagan en el espacio de las preguntas.

Similarmente, en el caso de trabajos que aborden una población específica sugerimos enfáticamente dar prioridad a sus voces, evitando analizar un colectivo subalternizado como “objeto” a partir de categorías ajenas (por ejemplo, analizar un fenómeno latinoamericano utilizando exclusivamente fuentes teóricas del Norte Global, o discutir cuestiones trans* utilizando sólo categorías desarrolladas por teóricxs cis). Esto también será requerido por las Coordinadoras en el momento de las preguntas, en caso de no encontrarlo aplicado o justificado en la exposición del trabajo.”