Editorial, 3: La Vergüenza llega a Stonewall

*

Seguimos con la cuenta regresiva hacia el Día del Orgullo, exponiendo (algunas de las) vergüenzas que conlleva.  ¡Mañana es el gran día! A modo de preparativo para la anti-fiesta, hoy traigo algunos fragmentos acerca de cómo se “blanquea” (literalmente) la historia de las revueltas de Stonewall; sólo un ejemplo más de lo que sucede con las jerarquías dentro del movimiento lgbt (de las que ya hablamos varias veces, por ejemplo acá y acá).  Es decir: más allá de las peripecias particulares de Stonewall, estas son cosas que pasan en Argentina, en EEUU, y en todas partes, que hacemos todxs nosotrxs, todo el tiempo.

Hay bastante escrito sobre las construcciones que se fueron haciendo con los años de los eventos del 28 de Junio de 1969, cómo, por ejemplo, las fotos que suelen difundirse son aquellas en las que aparecen varones cis, blancos y homosexuales, y no las que incluyen personas pobres, prostitutas, personas trans y travestis.  Mediante este y otros gestos se va conformando una historia que refuerza y construye nuestro modo de ver el movimiento lgbt, la agencia de los diversos colectivos, y el mundo que nos rodea.

La polémica por el borramiento de las personas trans y “de color” (así les dicen en estas notas, aunque nunca me gustó demasiado esta expresión) resurgió en el 2010 y luego el 2013 con el debate por una placa conmemorativa que se quería instalar en el edificio del Stonewall Inn, en la que se utilizaba la palabra “gay” como paraguas para referirse a todos los diversos colectivos, identidades, expresiones incluidas en este evento.  La gente de SAID (“Stonewalling Accurate and Inclusive Depictions”: “Representaciones acertadas e inclusivas de Stonewall”) expuso este gesto como uno más de tantos encubrimientos y “blanqueamientos” de la historia y la agenda lgbt:

“La comunidad LGBTQ puede identificarse con la herida institucionalizada de ser ignoradxs o devaluadxs, lo cual hace irónico que algunxs en nuestra propia comunidad continúen blanqueando la historia de Stonewall.  En el proceso de hacernos masivxs [mainstreaming], ¿a quién estamos dejando atrás? Las valientes personas trans y de color que lideraron el levantamiento de Stonewall deberían tener reconocimiento por su contribución a la historia LGBTQ.  Menos que eso sería una afrenta para todxs.”, afirmó Yetta G. Kurland en esta nota.

Además de que “el hecho de que el texto borrador de la placa utilice mal dos veces la palabra ‘gay’ como término paraguas lleva al público a creer” que la orientación sexual (gay) es equivalente a una identidad de género trans*, las personas trans son “repetidamente mal representadas por lxs supuestxs aliadxs.  Hay una tendencia alarmante de que la vigilia del Día de la Memoria Trans sea cooptada y lavada para lo gay”, advierte Ashley Love (activista y escritora trans), por parte de lo que ella llama “Gay Sociedad Anónima”: “lo que debería ser una ocasión solemne está siendo fusionado con fiestas de alcohol, recaudación de fondos y mensajes problemáticos” difundidos a través de consignas, eventos y merchandising. Acto seguido, Love se pregunta “¿Es mucho pedir que se respete nuestra historia y las ceremonias del Día de la Memoria Trans?”

Sylvia Riviera Orgullo lgbt

 

Ashley Love también publicó esta nota en homenaje a Silvia Riviera, una de las personas trans que participaron de la revuelta y que tuvo un rol fundamental en la historia de los movimientos por los derechos lgbt (aunque claro, dice Love, todo el mundo se acuerda de Harvey Milk/Sean Penn…).  Siguen algunos fragmentos de ese artículo:

“Si Sylvia Rivera estuviera viva hoy, ¿cómo se sentiría con el estatus actual de las personas transexuales, transgénero e intersex en la comunidad LGBTQ? Cómo se sentiría con los reclamos de las personas LGBT de color que están protestando que sus voces y necesidades no están siendo atendidas o incluidas por la jerarquía gay?

En este día especial honrando el cumpleaños de Silvia Riviera, hacemos una llamada a todas las personas gays y lesbianas para que recuerden quién empezó Stonewall, y que intenten ser más comprensivas, compasivas e inclusivas de nuestros hermanos y hermanas trans. Exigimos a Gay Sociedad Anónima que recuerden que no fueron lxs asimilacionistas privilegiadxs lxs primerxs en derribar las tranqueras, haciendo posible esta campaña de 40 años por la equidad.  En realidad, fueron personas de bajos recursos y de color que desafiaron con valentía la violencia transfóbica y homofóbica, con tanta resistencia que el mundo entero supo que la comunidad LGBT había tenido suficiente, resultando en una revolución irreversible.”

Fuentes:

Carrie Maxwell, “Stonewall Inn plaque controversy involves trans* community”, Windy City Media Group, 21 de noviembre de 2013. Link acá.

Ashley Love, “On Stonewall Riot Initiator Sylvia Rivera’s Birthday, Her Words About Gay Oppression Against Trans People Still Ring True”, Huffington Post, 6 de julio de 2010. Link acá.

Sunnivie Brydum, “Does the Stonewall Commemorative Plaque Erase Trans People’s Role in Riots?”, Advocate.com, 24 de octubre de 2013. Link acá.

*

Anuncios

Un pensamiento en “Editorial, 3: La Vergüenza llega a Stonewall

  1. Pingback: Editorial, 4: | Taller de Teoria Queer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s